Hoy tenemos el placer de entrevistar a Ralph van der Horst de Sports Performance Zaanstad, una clínica deportiva de Ámsterdam. Ralph y su centro son los primeros profesionales en usar la termografía infrarroja en Holanda como tecnología para prevenir lesiones.

Presentando a Ralph van der Horst:

Mi nombre es Ralph van der Horst, originalmente mi formación es de Fisioterapeuta / Preparador Físico estando en el negocio desde hace más de 25 años. Los últimos 20 años he estado trabajando con atletas de élite, amateur y “weekend warriors”. Mi especialización reside en dos áreas distintas: Isquiotibiales (escribí un libro: “Hamstrings explained”) y lesiones graves de rodilla (Rupturas de Ligamento Cruzado Anterior y Posterior, inestabilidad y problemas de tendón rotuliano en jóvenes atletas).

Me gradué en 1989 y directamente fui a Estados Unidos donde trabajé en una serie de instalaciones relacionadas con la medicina deportiva. Después de dos años me mudé a Suiza a trabajar con ciclistas y esquiadores de alto nivel. Además de ello, fui invitado a una universidad suiza a ser profesor durante tres años y medio en las asignaturas de anatomía y psicología deportiva. A través de un head hunter volví a Estados Unidos para trabajar en Florida y después en diferentes clínicas de renombre en Nueva York. Ya en el 2000, volví a Holanda donde junto a dos amigos decidimos empezar un negocio en el oeste de Ámsterdam. Debido al éxito, comenzamos en 2007 una segunda instalación en una ciudad cercana llamada Zaandam pero en 2011 sentí que las cosas no estaban circulando por donde yo quería. Mi pasión era centrarme en el rendimiento y menos en la “fisioterapia tradicional” lo que me llevó a romper con mis socios e ir por caminos diferentes. Así es como Sports Performance se originó.

Sports Performance

Después de 2 años de preparativos, Sports Performance abrió sus puertas en Septiembre de 2016. Sports Performance Zaanstad se configuró y adaptó a procesos activos diferenciados en 3 ramas:

  • Entrenamiento personal, grupos pequeños de entrenamientos y business fitness.
  • Rehabilitación deportiva, post-cirugía (ortopédica y deportiva).
  • Deporte de alto rendimiento.

Para cada una de las ramas tenemos una persona que se encarga de sus responsabilidades para que cada área sea fluida. Digamos que haciendo un símil con el fútbol americano, cada línea tiene su propio entrenador y yo sería el entrenador principal. Es decir, el que hace que se conecten las diferentes ramas y se organicen las reuniones etc. Totalmente aquí hablamos de trabajo en equipo.
Cómo llegué a conocer y usar la termografía infrarroja (IRT)?

En 2014 conocí a un grupo de preparador físicos que estaban entrenando y realizando la formación de EXOS (formalmente Athlete’s Performance) en Phoenix (Arizona, Estados Unidos). Aquí me reuní con un grupo de personas increíbles. Tres de ellos en concreto, Javier Arnaiz Lastras de Madrid (España), Lucio Martins de São Paulo (Brasil) y Jorge Maren de Ciudad de México (México) decidimos que queríamos compartir el conocimiento de los diferentes continentes a lo largo del mundo creando lo que llamamos Performance Week Series. La primera ciudad fue Madrid (España), Javier se encargó de organizar todo en la Universidad Politécnica de Madrid, convirtiéndose en una fantástica ocasión en los que reunir 3 días de pura excitación y conocimiento. Quedé realmente impresionado con Javier y el evento que generó en el INEF de Madrid (Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte). Durante el evento me presentó la termografía infrarroja así como a Ismael Fernández Cuevas, otra mente brillante que trabajaba en ThermoHuman. Ambos dieron una pequeña introducción de la termografía infrarroja aplicada al deporte y me quedé intrigado con la tecnología. No fue hasta la siguiente edición de Performance Week Series en São Paulo (Brasil) que vi el potencial de la termografía. Ismael fue la persona encargada de presentarlo y ¡me lo dejó totalmente vendido! Desde ahí supe que quería ser la primera persona en usar esta tecnología en Holanda.

He estado trabajando con la termografía desde hace 2 meses y ahora soy capaz de ver el potencial y los beneficios que tienen para mi clínica deportiva. Siento que puedo usarlo en 2 de nuestras 3 ramas descritas previamente. En rehabilitación uso la cámara todas las semanas con nuestros pacientes lesionados de Ligamento Cruzado Anterior. Usando la cámara puedo ser capaz de observar cuánta carga podemos poner en nuestro paciente sin sobrecargarle.

En un caso concreto, con un skater lo he usado para evaluar sus isquiotibiales. Ella se ha lesionado hasta 3 veces en la misma pierna, teniendo que comenzar todo el proceso de nuevo, usando la cámara y dependiendo de los resultados de los termogramas ajustamos la carga de entrenamiento. En este momento (8 semanas después) sigue mejorando sin recidivas y es capaz de entrenar al 100% en parte gracias a la termografía.

En deporte de élite, ahora mismo estoy monitoreando a un jugador profesional de la Liga Francesa Ligue 1. Cada 2 semanas viajo a Lille (Francia) para tomar termogramas que nos permitan advertir si estamos yendo por buen camino. Él esta tan emocionado sobre la termografía que me ha pedido que le evalúe durante toda la temporada.

En Holanda, la termografía infrarroja no es usada, siendo yo el primer profesional del campo de las ciencias del deporte en usarla. La semana pasada tuve el placer de reunirme con el club de fútbol AZ Alkmaar (4º posicionado en la Liga profesional de fútbol de Holanda) evaluando a 5 jugadores, el cuerpo médico quedó totalmente impresionado de esta tecnología. Esperemos que el presidente del club lo apruebe y AZ pueda empezar también a usarlo estando yo como consultor del staff médico. Se siente muy cómodos de poder realizarlo de esta manera.

Una ex top 100 del circuito profesional de tenis procedente de Estados Unidos (Aleza Glatch) que ha estado lesionada durante 2 años llegó a Sports Performance durante las últimas 3 semanas. Cada 2 días estamos usando la cámara térmica para evaluar si estaba sobrecargando su rodilla lesionada. Haciendo esto podemos incrementar la carga de entrenamiento sin el riesgo de sobrecargarla. Gracias a la termografía infrarroja ella ha sido capaz de entrenar su rodilla sabiendo sus límites y como resultado se siente cada vez más fuerte y lista para competir que en los últimos 2 años. Su entrenador nos ha invitado a Nueva York justo antes del US Open para dar una presentación acerca de los protocolos de rehabilitación que estamos usando, siendo la termografía una gran parte de ellos.

Ejemplos como los que he mencionado me hacen darme cuenta de que aún cuando nuestro equipo de trabajo es de alto nivel, la termografía infrarroja nos ha supuesto tener un trato aún más profundo con nuestro pacientes y atletas. Lo que de verdad me ayuda mucho es el factor “return to play”, finalmente, es una herramienta objetiva que nos permite decidir el momento de RTP.

Debido a mi pasión por los isquiotibiales, ahora recolectaré más datos para ver si puedo mejorar mis propios protocolos, ese será mi próximo proyecto.